Estamos viendo el final del Huayra, su segundo modelo creado, y con ello, bastas variantes que nos han enamorado y cautivado como nunca antes. Algo que solamente hemos visto una vez en los ya casi 30 años de historia que tiene la marca italiana, Pagani, y se ha vuelto a repetir. Ya tuvimos la edición 1:1 Hermés, la BC y la BC roadster, estos últimos dos cambiaron drásticamente la aerodinámica del vehículo. Pero, nunca antes habíamos visto algo equiparable en un Huarya, hasta ahora. Les presentamos al Imola, la versión más agresiva y hermosa que hemos visto. Solamente 5 personas serán las afortunadas de tener uno.

Un momento, esto parece un Dragon..

Pagani Huayra Imola

Así es, en el primer cuarto de este año, se revelaron diseños en papel sobre lo que sería la próxima creación de Horacio. El concepto fue llamado Dragon, debido al “shark fin” delineado de naranja y por sus atrevidas curvas. Finalmente, el proyecto se denominó Imola, haciendo referencia al legendario ex-circuito de Fórmula 1 donde desgraciadamente Ayrton Senna perdió la vida.

En el exterior se aprecian elementos aerodinámicos totalmente mejorados, enfocados principalmente para la pista. No tan exagerados como en su hermano mayor el Zonda R, pero sí mucho más notorios que el resto de los Huayra. En la parte delantera se ha cambiado el difusor y entradas de aire con generadores de vórtice, para mandar el aire exactamente a donde Horacio tiene pensado. Pasando a los lados del Imola, los sideskirts han cambiado a tal punto que nos hacen pensar un poco en la geometría de Fórmula 1. De igual forma, el propósito de estos es generar vórtices y llevar el aire al motor para mantener un rendimiento óptimo en todo momento. Finalmente, la parte trasera es la que más nos emociona. Lo primero que se nota son 3 elementos, el shark fin, el alerón y el difusor trasero. Estos, han sido sumamente mejorados, para cambiar totalmente el concepto del Huayra a deportividad pura.

Pagani Huayra Imola
Cortesía: Pagani

Mismo motor AMG

Tal y como era de esperarse, es alimentado por el mismo motor de 12 cilindros en V de 6.0 Litros proporcionado por AMG. Produce 755 HP y lo impulsa de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos. Tiene una velocidad máxima muy cercana a los 400 km/h. Pero, recuerden que la potencia no lo es todo. Gracias al exterior altamente modificado, es muy fácil decir que el Imola es más rápido que cualquier Huayra antes creado. Por otro lado, el interior del auto es exactamente el mismo, solamente cambian algunos detalles inspirados en el nombre del mismo, y claro, con los colores que el cliente haya escogido.

Deja un comentario