La remodelación del Polo GTI ya está más que confirmada para el año 2018. Con algunos cambios estéticos, algunos no tan favorables, y otros tantos en el alma del auto, Volkswagen quiere hacer frente a sus competidores de manera frontal y directa; tales como el Fiesta ST de Ford, Seat Leon, o el Alfa Romeo Mito. El Polo GTI 2018 está listo y da de qué hablar, golpe frontal al downsizing; prueba de ello, es el aumento en la cilindrada.

Primero lo primero, de 1.8 L a 2.0 L

Dentro de los cambios que se vienen para el siguiente año, el nuevo hot-hatch alemán tendrá un incremento en su cilindrada. El motor pasa a ser 2.0 L turbo para llegar a los 200 HP de potencia.

Realmente, la potencia sólo sube 8 HP con respecto al modelo anterior, por lo que ese incremento de cilindrada no es de gran impacto. En la transmisión se mantendrá la DSG de 7 velocidades, pero habrá opción para hacerlo manual de 6 velocidades.

Transmisión DSG de 7 velocidades.

En lo que al chasis respecta, se estrenará el MQB A0, del cual no se tienen muchas características aún, pero se espera que el peso se reduzca. De igual forma, uno de los cambios tecnológicos que traerá, es la suspensión Sport Select. Esta configuración permite bajar el auto 15 mm y modificar los amortiguadores por el pulso de un botón.

Interiores con vestiduras clásicas

En lo que respecta al interior no hay muchos cambios. Prevalecen del modelo anterior las clásicas costuras en color rojo en la cabina, el volante deportivo de los GTI y las vestiduras clásicas Clark.

El tablero de indicaciones cambia de los tradicionales relojes a uno digital y sensible al tacto. Se puede configurar para que sólo se muestre un mapa, o los indicadores, entre otras funcionalidades. De igual forma, la consola central aumenta su tamaño y se orienta más hacia el conductor.

Tablero y consola digital.

El diseño del Polo GTI 2018 cambió

Por fuera, la idea sigue siendo la misma pero el diseño cambió. Probablemente, no fue el mejor de los cambios. Los faros son más delgados, mientras que las calaveras permanecen casi iguales. La parrilla de panal se mantiene constante y la idea del hot-hatch está latente en todos los trazos del diseño.

Faros más delgados que la línea anterior.

No obstante, ya no se ofrecerá en configuración de 3 puertas; sólo habrá opción de ser de 5 puertas. Esto le resta deportividad al auto, a pesar de ser un GTI. Calipers en rojo y rines de 17 pulgadas, con posibilidad de agrandarlos a 18, dejan entrever que se trata de la versión deportiva.

Aún no hay fecha para su llegada a México, pero se espera que se importe de Europa. El veredicto final vendrá con la prueba de manejo, muy pronto aquí en First Drive.

Deja un comentario