La gama 911 da la bienvenida a un nuevo miembro. El nuevo deportivo es presentado en versiones Cupé y Cabriolet, con un motor bóxer bi-turbo de seis cilindros y 3.0 litros, que desarrolla 385 caballos de potencia.

Versiones recargadas de adrenalina

El Carrera es la variante de acceso al modelo 911 y ofrece 15 caballos más que su predecesor. Comparte las calidades prémium del 911 Carrera S, entre las que destacan un impecable interior que incorpora una pantalla táctil de 10.9 pulgadas con Apple CarPlay e innovadores sistemas de asistencia. Entre ellos, está el Modo Wet Porsche que garantiza un comportamiento más seguro en carreteras mojadas. El 911 Carrera se distingue por rines y frenos de menores dimensiones, así como por dos salidas de escape ovaladas.

Porsche 911 Carrera
Cortesía: Porsche AG

Igual que en el modelo Carrera S, el motor, el chasis y los frenos fueron diseñados para proporcionar una deportividad exclusiva. El motor bóxer de seis cilindros y 3.0 litros del 911 Carrera genera la energía a través de los rotores de menor diámetro de las turbinas y compresores que montan los nuevos turbos. Utiliza la nueva transmisión de doble embrague y ocho velocidades, PDK. Con todo ello, el 911 Carrera Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 4.2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 293 km/h. El paquete opcional Sport Chrono Package recorta el tiempo en 0.2 segundos. De acuerdo al Nuevo Ciclo de Conducción Europeo, el Coupé recorre en promedio 11.1 kilómetros por litro de combustible, mientras que en el Cabriolet la cifra es 10.9 km/l.

La configuración del auto incluye neumáticos rin 19 en el eje delantero, con rines de aleación. Detrás monta unas ruedas más anchas de rin 20. De la frenada en ambos ejes se encargan unos discos de 330 milímetros, con pinzas monobloque fijas de cuatro pistones, pintadas en negro.

Deja un comentario