Porsche se prepara para la carrera de resistencia más importante del mundo, las 24 horas de Le Mans. Este año la marca alemana competirá con diez autos este fin de semana.

911 RSR en Le Mans.

Le Mans
911 RSR.
Cortesía: Porsche

Estos diez 911 RSR están listos para tomar el circuito de Le Mans en Francia. Pase lo que pase, estos autos acústicamente tienen el primer lugar. Quien haya tenido la oportunidad de escucharlos sabrá de lo que estoy hablando. El corazón de este Porsche es algo que te pone la piel de gallina. Sin turbo para la sobrealimentación, nada atenúa el bramido agudo e hipnótico del motor bóxer de cuatro litros a altas revoluciones. Ahora imaginen ese sonido cortando la noche de Le Mans a más 300 km/h. Un sonido inconfundible que para los oídos de los fanáticos de Porsche se trata de una sinfonía magistral. El auto de carreras más rápido de los 55 años de historia del mítico 911 es una revelación acústica.

Le Mans
Volante del 911 RSR.
Cortesía: Porsche

Este año, Porsche se dispone a transformar el punto culminante de la temporada del Campeonato Mundial de Resistencia en un festival de alta velocidad. En la categoría GTE-Pro cuatro autos oficiales de Porsche se enfrentarán a cinco fabricantes. (Ferrari, BMW, Ford, Chevrolet y Aston Martin). En la categoría GTE-Am, los equipos de clientes emplearán otros seis 911 RSR. Se trata de la mayor participación de Porsche en la categoría GT en toda su historia.

Le Mans
Porsche 911 RSR (911), Porsche GT Team: Patrick Pilet, Nick Tandy, Frederic Makowiecki.
Cortesía: Porsche

Porsche compitió por primera vez en la célebre prueba de resistencia del Circuito de la Sarthe en 1951. El 356 SL, con número de salida 46 y pilotado por los franceses Auguste Veuillet y EdmondMouche, obtuvo un expeditivo triunfo en su categoría. Desde entonces, el fabricante suabo ha obtenido 19 victorias absolutas y 136 en diferentes categorías. La mayoría de éxitos los ha cosechado el Porsche 911, el cual se mantiene como buque insignia de la marca. Su historia y el deporte del motor van de la mano. El constante y ambicioso perfeccionamiento al que se ha sometido para Le Mans también ha marcado el carácter del modelo de serie hasta nuestros días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor