El deporte automotor es uno de los más costosos y demandantes del mundo debido a sus requerimientos y llegar a ocupar uno de los 20 asientos de cada temporada es resultado de años de trabajo y esfuerzo.

Trabajo físico y mental.

Ser buen piloto sólo es una parte de todo el trabajo que se necesita para ocupar un lugar en la parrilla.

René Rosin, director de Prema Racing de la Fórmula 2, dice que lo más difícil es tratar con el carácter de un piloto joven. Comenta que tiene que trabajar el aspecto técnico, psicológico, la química con los compañeros de equipo, los mecánicos, ingenieros y los demás pilotos. Para Rosin, la mayor lección que le deben enseñar a un futuro campeón es “el compromiso entre piloto y equipo”.

Si conseguimos el resultado máximo para el equipo, también lo será para el piloto.

Aunque para ser piloto nos platica que tienen otros cuantos lineamientos. Vamos a conocerlos.

René Rosin, en la premiación de la Fórmula 2. Cortesía: Motorsport

La edad y el inicio.

Lo ideal es empezar entre los 7 y los 10 años de edad en Karting para obtener experiencia de manejo. Algunos llegan a empezar a los 30, 40 o 70 años, logrando tener carreras exitosas, pero la mayoría no llega a la F1 y los que lo hacen son contados.

El entrenamiento.

Se debe entrenar entre 6 y 12 horas a la semana dependiendo de si es temporada de carreras o no. La base del ejercicio es la resistencia cardiovascular, pues las carreras son largas y con cambios de temperatura extremos. De esta manera, el ritmo cardiaco durante una carrera puede elevarse hasta un 90% de su máxima capacidad. También se entrena la fuerza y estabilidad en los hombros, el torso y la cadera para tener la habilidad de controlar el vehículo (y el volante) por largos periodos de tiempo.
El entrenamiento mental es igual de importante. Prepara a los pilotos para tomar decisiones sensatas en fracciones de segundo y soportar la presión de la competencia. También se les inculca en mayor o menor grado el conocimiento mecánico. El piloto debe conocer por dentro y por fuera su vehículo.

View this post on Instagram

💪 #keeppushing

A post shared by Max Verstappen (@maxverstappen1) on

La economía.

Toto Wolff, director del equipo de F1 de Mercedes-Benz, dice que el “precio” para entrar a la Fórmula 1 es de $7.5 millones de euros distribuidos en los distintos campeonatos. Por lo que, si no se cuenta con tal cantidad de dinero existen algunas otras opciones para llegar:

  1. Entrar a una escuela de pilotos donde han salido pilotos de la talla de Sebastian Vettel o el mexicano Ricardo Sánchez, que si bien es más económico, las probabilidades de llegar a la F1 se reducen.
  2. Conseguir a un Flavio Briatore, agente de pilotos, y encontrar la oportunidad en algún equipo tal y como le pasó a Fernando Alonso.
  3. Presentarse a las selecciones de pilotos que se organizan de vez en cuando. Una vez elegido, demostrar todo el valor como piloto. A partir de ahí, lo demás es incierto.
Cortesía: El confidencial.

El permiso de conducir.

No es un permiso de conducir cualquiera, sino aquél que se denomina ‘Súperlicencia’ y es otorgado por la FIA. Esta licencia permite competir en la más alta categoría de monoplazas. Se concede a los pilotos que alcanzan diversos logros en sus carreras deportivas, o que hayan podido demostrar una habilidad. Los requisitos son acumular 25 puntos para conseguir el permiso a partir de su experiencia, o correr seis carreras de Fórmula 2. De otra manera, se concede la Superlicencia a aquellos pilotos que corran un kilometraje relevante en un coche de Fórmula 1. Y que además demuestren su conocimiento de las reglas y que hayan sido buenos en otras categorías.

Ahí lo tienen amigos de First Drive, ya saben como entrar a la Fórmula 1. ¿Quién le entra?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor