La marca bávara, a través de sus medios de comunicación, confirmó un problema de seguridad con el actual modelo Polo (2018). La solución ya ha sido encontrada y la campaña de revisión para este vehículo comenzará en las próximas semanas.

La seguridad es su prioridad.

Polo
Cinturones de seguridad traseros a revisión para el Polo 2018.
Cortesía: Volkswagen.

Existe una posibilidad de que en cambios repentinos de carril, cuando los asientos traseros izquierdo y central estén ocupados, el cinturón de seguridad del asiento izquierdo se libere involuntariamente. La prioridad principal de la marca siempre ha sido la seguridad de sus ocupantes. Por esto ya han identificado la solución técnica: un cerrojo rediseñado del cinturón de seguridad.

Volkswagen recomienda a sus clientes de este auto a no utilizar el asiento trasero de en medio hasta que el vehículo pueda ser equipado con el cerrojo rediseñado. De igual forma la marca ya está trabajando con las autoridades correspondiente para obtener la validación final de la solución encontrada. Una vez conseguida esta validación se implementará inmediatamente la solución tanto en los vehículos vendidos como también en la siguiente producción del modelo.

En las próximas semanas Volkswagen comenzará la campaña de revisión. Los clientes  recibirán una carta para poder planear la cita con su agencia más cercana. La revisión e implementación del cerrojo rediseñado será totalmente gratuita.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor