Sergio Marchionne, ingresó al hospital para una cirugía de hombre a finales de junio. Complicaciones posteriores deterioraron su estado de salud. Existen reportes de que sufrió una embolia que lo había llevado a un estado de coma.

Figura importante del automovilismo.

La semana pasada les contamos la decisión de FCA de acelerar la transición de la alta dirección a Michael Manley. Asimismo, Ferrari anunció a John Elkmann como su nuevo presidente y a Louis Camilleri como CEO.

Creo que la mejor manera de honrar su memoria es construir sobre el legado que nos dejó, continuando el desarrollo de los valores humanos de responsabilidad y apertura de los que fue el más ardiente defensor. – John Elkmann

Marchionne se convirtió en presidente de Ferrari en septiembre de 2014, reemplazando al saliente Luca di Montezemolo. A pesar de sus otros compromisos como CEO de Fiat Chrysler, se involucró de cerca con el equipo de F1. El fue participe del cambio de dirección de la Scuderia Ferrari y propuso a Maurizio Arrivabene, su actual director.

Se involucraba también en la elección de pilotos y apoyo la decisión de llevar a la joven promesa de la F2, Charles Leclerc, a Sauber. De igual forma, llevó adelante el acuerdo entre Alfa Romeo y Sauber en esta temporada. Asimismo, jugo un rol importante dentro del futuro de la Fórmula 1. Buscó una alianza política informal con Mercedes para que el nivel tecnológico de los actuales motores de F1 no decayeran con el nuevo reglamento para 2021.

Fuera del mundo de la Fórmula 1, Sergio fue pieza clave para la alianza de Fiat y Chrysler. Después de la quiebra de 2009 de Chrysler, el grupo FIAT, a cargo de Marchionne, compró, reestructuró y salvó la compañía americana.

Sergio Marchionne, nació en Italia en 1952. A los 13 años se mudo a Canadá donde completó su educación. Inicialmente, estudió Filosofía antes de añadir títulos de contabilidad, una maestría en Administración de Empresas y una segunda licenciatura en Derecho.

Que descanse en paz.

Deja un comentario