En la década de los noventa la cultura automotriz japonesa tuvo su época dorada. Supras, Eclipses, Civics, entre otros, llamaron la atención de la juventud aficionada a los autos, pero ninguno causó tanto entusiasmo y atracción como el Skyline GT-R.

Orígenes del Skyline

El primer Skyline fue desarrollado por la marca Prince, que se especializaba en hacer autos eléctricos. Pero, en 1952 se concentró en fabricar autos de combustión interna y autos de lujo que pudieran hacer competencia a los autos europeos y americanos. En 1966Nissan compra la marca Prince y en 1969 se equipa con un motor S20 al nuevo Skyline Gran Turismo RacerSkyline GT-R. El motor era de 6 cilindros en línea que desarrollaba 160HP y desde su lanzamiento superó a los deportivos de la época.

Primer Nissan GT-R Cortesía: Nissan

Tres años más tarde, el éxito del Skyline lo llevó a una segunda generación a la que le fue montada el mismo motor S20 que a su predecesor. Sin embargo, en 1977 debido al incremento del precio del petróleo, el Skyline fue destinado a comercializar versiones más económicas, menos potentes y con un menor consumo de combustible.

En 1981 la crisis comenzaba a desaparecer, por lo que Nissan produjo una nueva versión del Skyline a la que denominó R30. Ésta versión logró alcanzar 190 HP con su motor turbo.

El nacimiento de Godzilla

No fue hasta 1989 cuando Nissan reveló su obra maestra y le dio origen al apodo de Godzilla. El nuevo Skyline R32 contaba con un motor biturbo de 6 cilindros en línea que desarrollaba 280 HP ya que las regulaciones de la época limitaban a los autos a tener ese máximo de caballaje. Éste realmente desarrollaba cerca de 320HP. Contaba con tracción y dirección en las 4 ruedas lo cual mejoraba notablemente su rendimiento.

Nissan GT-R R32
Cortesía: Nissan

Durante esta época se popularizó el Drifting y Nissan sacó una versión del R32 especialmente para ello. A ésta la denominó GTS-T que básicamente tenía las mismas especificaciones que el GT-R sólo que con tracción trasera. Cuatro años más tarde lanzaron el R33 que tuvo cambios mecánicos menores, enfocándose más en un diseño más aerodinámico.

El último 6 cilindros en línea

En 1998 lanzaron la última versión del Skyline, el R34, que tuvo cambios estructurales y de diseño mayores. A pesar de esto, contaba con el mismo motor que sus predecesores, el famoso RB26DETT. Al R34 se le implementó mayor tecnología como lectores de la presión del soplo del tubo o de la medición de las fuerzas G. La gente empezó a amar tanto a este auto que se comenzó a exportar a Inglaterra, Australia y Nueva Zelanda. Con ello, creó una tendencia mundial que marcó al Skyline como un auto casi invencible.

Skyine R34 en la galería de Ginza
Cortesía: Tennen-Gas

La próxima semana continuaremos platicándoles la historia de esta leyenda. Dando visión al presente y futuro de este icónico auto. Estén pendientes de First Drive para todo la pasión del mundo automotriz.

Deja un comentario