Un avión de combate experimenta fuerzas de 5G a 7G, condiciones en las que un humano promedio perdería el conocimiento. Hasta el día de hoy, solamente dos autos comerciales logran llegar a las 5G, uno es el nuevo y revolucionario Tesla Roadster 2018 y el otro, el japonés Owl, de la pequeña compañía Aspark. Ambos deteniendo el reloj a los 100Km/h en 1.9 segundos. Su misión: ser el auto eléctrico más rápido del mundo.

Desconocido

Presentación del Aspark Owl. Cortesía Aspark.

Desde su presentación en Frankfurt en el 2014 sólo se ha confirmado que su carrocería está compuesta totalmente de fibra de carbono, rines de aleación de magnesio ultra ligero y que es totalmente eléctrico. Se especula que su potencia sea superior a los 1,000 HP  debido a un video que salió en redes sociales. En este video se aprecia la peculiar aceleración del Aspark Owl.

 

Diseño Radical

Presentación del Aspark. Cortesía Aspark

Uno de los puntos más sorprendentes del Owl es su diseño radical, algo fuera de lo que estamos acostumbrados a ver en un superdeportivo. Como es auto totalmente eléctricoAspark vio la oportunidad de hacer el perfil delantero lo más bajo y aerodinámico posible. Tomando la ventaja de que, al no ser un auto a gasolina, no debe tener una enorme parrilla.

 

Por si no lo viste, aquí te dejamos el video que se difundió hace unos meses del superdeportivo japonés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor