Supra, GTR, etc…. Muchos hemos oído hablar de maquinas japonesas que han quedado en la historia para demostrar el poder de los nipones en la industria automotriz. Ahora, pocas décadas atrás, nació un nuevo concepto de deportivo “económico”, en el que las marcas japonesas siguen siendo dignos rivales. Pero hay una marca que ha logrado sorprender a la mayoría de los fanáticos de los deportivos. Esta vez hablaremos de su deportivo más “económico”, el Subaru BRZ.

Subaru BRZ
Cortesía: Subaru

Vamos a conocerlo

Un diseño bastante llamativo, con líneas agresivas pero que a la vez te dicen que este coche no es sólo para llevarlo a la pista. Contamos con iluminación LED, así como faros de niebla, luces diurnas, alerón trasero estilo “cola de pato” espejos laterales con desempañante. En el interior tenemos un deportivo un poco lujoso. Cuenta con asientos forrados en piel, plásticos duros en algunos lugares, asientos calefactables delanteros con ajuste manual. En la parte donde brilla es en el sistema de info-entretenimiento, ya que tenemos una pantalla de 7 pulgadas con conectividad de Apple CarPlay y Android Auto y un arreglo de 8 bocinas.

Cortesía: Subaru

Ahora hablemos de la parte que a muchos nos interesa de este pequeño deportivo, el motor. Contamos con una unidad de potencia relativamente “pequeña” de 2.0 L Boxer y que es denominado por la marca como Subaru Boxer. Este nos entrega 205 caballos en la versión manual y 200 equinos en la versión CVT. Una cosa con la que no estamos de acuerdo es en la parte de la caja CVT. Pues para un auto de este tipo necesitamos cambios más deportivos y que nos entregue la última gota de potencia. La caja CVT no nos dará esta necesidad de velocidad. En cuanto a la relación peso-potencia, no tenemos problemas. Para tener un auto más estable, la marca movió el motor atrás y cerca del conductor. Esto para tener una mayor estabilidad en curvas y un auto más ágil.

Cortesía: Subaru

Seguridad siempre primero

Subaru se toma bastante en serio la parte de seguridad. En todos sus vehículos incorpora toda la tecnología posible para que los pasajeros salgan sanos y salvo en caso de un percance. Contamos con 6 bolsas de aire, control de estabilidad y de tracción, cámara de reversa, entre otros que son comunes en la mayoría de los autos. Para mayor seguridad en caso de impacto frontal, Subaru desarrolló un sistema en el cual el motor se hunde para no dañar a los pasajeros.

Sin lugar a dudas, el Subaru BRZ está hecho para las personas que quieren un deportivo accesible para su día a día. El precio ronda los $500,000 pesos mexicanos, dependiendo la versión que busquen. Nos parece un buen deportivo “económico” y un poco por encima de sus principal rival, el Mazda MX-5.

Cortesía: Subaru

Deja un comentario