¿Nunca te has puesto a pensar qué es ese mecanismo que hace más cómodo el camino cuando pasas por baches o topes? Ese mecanismo, que es el encargado de que tu auto no se desarme al pasar por caminos mal pavimentados, es la suspensión. Te resolveremos todas tus dudas de esta parte de tu auto así como los tipos más comunes que existen en el mercado.

Primero lo primero

Empecemos por saber qué es una suspensión. La suspensión es el mecanismo que conecta las ruedas con el chasis del vehículo, permitiendo movimiento entre ambos. Por lo general, están compuestas por resortes metálicos que absorben las irregularidades y oscilaciones del camino. Estos resortes son controlados por un sistema de amortiguadores, que explicaremos a continuación.

suspensión auto

Como podemos ver no es un sistema muy complejo, se vuele complejo dependiendo el tamaño del sistema y el propósito que se le dé. En el mercado hay destinos tipos, como:

  • Suspensión de eje rígido
  • Suspension de eje semirígido
  • Suspensión independiente.

Rígidas y semirígidas

La suspensión de eje rígido por lo general se usa en vehículos industriales, camiones y autos todoterreno. Esto debido a que son muy básicas y su propósito es no tener muchas variaciones pero sobre todo resistentes. Literalmente un eje de metal conecta ambas ruedas, este se une mediante muelles, placas de metal, al bastidor, la base del auto. Gracias a esto, su precio es bastante bajo.

suspensión auto

En el caso de la suspensión semirígida, es casi lo mismo que la anterior configuración. El único cambio es la adición de dos soportes articulados, es decir que la llanta puede moverse arriba y abajo sin que todo el eje se mueva. El resultado de este tipo de suspensión es un manejo más estable. Sin embargo, sigue con la misma línea de elementos básicos y un costo de fabricación bajo.

suspensión auto

Independientes

Llegamos al apartado más importante de este análisis. Las suspensiones de tipo independientes nos brindan mayor estabilidad y especialmente confort. Su construcción es más compleja por lo que son un poco más caras pero más comunes en la industria de automóviles urbanos.

Existen varios tipos de esta suspensión. Las principales y más comunes son la suspensión McPherson, paralelogramo deformable y multilink.

Empecemos por la de tipo McPherson. Esta suspensión es la más común debido a su eficiencia, bajo costo, simplicidad y confort. Fue creada por un ingeniero de Ford llamado Earle S. McPherson. Este tipo de suspensión se diferencia de las otras por su ahorro de espacio y porque permite añadir más elementos a la estructura del auto. En pocas palabras, la McPherson conecta directamente el amortiguador y el muelle a la carrocería. De esta manera, se requerirá de un reforzamiento en la carrocería para que sea capaz de soportar los impactos trasmitidos por este mecanismo.

Por otra parte, tenemos la suspensión de paralelogramo deformable, la cual es muy parecida a la de tipo “multibrazo” o “multilink” en inglés. Esta suspensión esta compuesta por dos brazos que unen el eje con el bastidor del auto. Estos son los que hacen la diferencia con la McPherson. La suspensión de tipo paralelogramo separa estos elementos y los coloca entre los brazos previamente mencionados. Estas adiciones hacen toda la diferencia en el confort y estabilidad.

La suspensión McPherson se usa comúnmente en autos de gama baja a media como por ejemplo en Volkswagen Vento, Chevrolet Aveo, entro otros. Mientras que las suspensiones Multilink se acopla a automóviles de gama alta, como Audi A6, Ford Raptor, etc…

Deja un comentario