El contendiente americano por el título del auto comercial más veloz del mundo ha dado el poder que es capaz de generar el motor que alimenta al Venom F5. Este mismo está por arriba que los rivales directos Koenigsegg Jesko y Bugatti Chiron 300+. Así mismo, debemos recordar que el poder no lo es todo, aunque sí es un factor vital en este tipo de pruebas de alto rendimiento. A este poderoso monstruo lo han bautizado “Fury” debido al poder inconmensurable que produce.

¿De verdad es el más poderoso del segmento?

Así es, el rival con menor propaganda en el mercado resulta ser el más fuerte de todos. Se encuentra con 217 caballos más que el Jesko y que el Chiron 300+, una diferencia que puede destrozar plenamente a este par de europeos.

Tras la serie de pruebas entre materiales, innovación y prueba y error, se llegó a un caballaje poco más alto de lo esperado. El resultado fueron 1,817 HP, 17 caballos más que la meta estipulada. Lo curioso es que, este poder es solamente proporcionado por un motor de combustión interna. ¿Se imaginan que el F5 tuviera una asistencia eléctrica para compensar los pequeños lags que se encuentran?

En ese caso, el F5 sería una bestia imparable.

Para llegar a tal poder fueron necesarios los componentes más exigentes que la tecnología de hoy en día nos puede proporcionar. Dentro de los principales se encuentran: Cubierta del compresor de titanio impresa en 3D, tubería de escape de alto flujo de 3.5´, pistones de aluminio forjado de alto rendimiento, tubería de admisión de aluminio integrada con sistema de refrigeración aire-agua, rodamientos de precisión en ambos turbos, generando 23 psi de boost (esto es muchísima presión para un turbo) y la lista sigue y sigue. En pocas palabras, este motor es una obra pura de ingeniería americana que alcanza los límites de nuestra era. Y para darle la cereza al pastel, Hennessey no ha perdido la tradición de mantener la configuración del motor tipo LS que es distintiva de los autos V8 americanos.

¡Queremos escucharlo rugir!

Calma, calma, eso es algo que todos los amantes a los autos queremos escuchar. El mismísimo John Hennessey, dueño y fundador de la marca, ya nos tenía guardada la sorpresa, pues simultáneamente que salió la noticia de la tremenda potencia que le exprimen a su motor, subieron un video el cual da una breve charla sobre el trabajo, pasión y dedicación de todo el equipo americano en el desarrollo y producción del motor. Esto es algo motivador porque, al parecer Hennessey parece ser una marca fantasma o que va por las sombras, pero cuando sale a la luz, es totalmente asombroso. Ya que, no es muy común ver estos autos en otro lado del mundo fuera del continente americano, muy diferente a Koenigsegg o Bugatti que tienen clientes potenciales alrededor del mundo, una desventaja para Hennessey pero no es algo que lo detenga de ser uno de los mejores del mundo.

Venom F5 Engine Named "FURY" Behind the Scenes Development

Deja un comentario