Volvo Cars presentó a todo el mundo su auto concepto, el Volvo 360c. Un vehículo que consolida la visión a futuro de una movilidad autónoma, eléctrica, conectada y sobretodo segura. Revoluciona la manera en que las personas viajan, cómo es que se relacionan y como pueden utilizar de diferente forma el tiempo mientras se transportan de un lugar a otro.

Así se detonó el concepto.

Un vehículo ideal para trayectos interurbanos de hasta 300 km que aprovecha su libertad de diseño por la ausencia de volante y de un motor de combustión. Esto permite reimaginar todo lo que significa un auto.

Imagina un mundo en el que puedes viajar largas distancias sin la necesidad de utilizar un avión. Un mundo en el que puedes evitar los cansados filtros de seguridad del aeropuerto, las horas de espera, el ruido, así como los incómodos y estrechos aviones. ¿Qué tal si pudieras tener tu propia cabina de primera clase que te recogiera en tu casa y te llevara hasta la puerta de tu destino?

Esta es la visión que dio vida al Volvo 360c. Una mirada totalmente disruptiva del futuro de la transportación que abre grandes oportunidades para Volvo Cars. El Volvo 360c contempla cuatro usos potenciales dentro de los vehículos autónomos: un ambiente para descansar, una oficina móvil, una estancia y un espacio de entretenimiento. En todos ellos se concibe de forma totalmente novedosa la manera en que las personas viajan.

Estos ambientes concepto dentro del vehículo reflejan el potencial para poder modificar completamente las vidas de sus ocupantes. Transformando un viaje incómodo, aburrido o improductivo en algo que resulte útil, divertido y confortable.

Los negocios cambiarán en los años siguientes y Volvo liderará ese cambio en la industria. El manejo autónomo permitirá tomar un gran paso en seguridad, pero también abrirá la puerta a nuevos y emocionantes modelos que permitan a los clientes pasar el tiempo haciendo lo que ellos quieran. – Håkan Samuelsson, presidente y CEO de Volvo Cars

Un futuro conectado y más seguro

El Volvo 360c también enfrenta uno de los desafíos más importantes como lo es la seguridad. De esta manera, introduce una novedosa de red de comunicación entre vehículos autónomos. Volvo Cars busca que esta pueda ser estandarizada a nivel internacional.

Dicha red incluye un sistema de sonidos externos, colores, visuales y movimientos para comunicar las “intenciones” del automóvil a otros vehículos. Esto significa que hay total claridad sobre lo que el auto hará.

Creemos fuertemente que este método de comunicación debe ser estandarizado de forma universal. Todos los vehículos en el camino podrán entenderse fácilmente con cualquier vehículo autónomo, sin importar quién lo haya construido. Malin Ekholm, vicepresidente del centro de Seguridad de Volvo Cars.

Los autos autónomos y eléctricos ofrecen beneficios muy atractivos en términos de seguridad y cuidado del medio ambiente. También abren las posibilidades para una mayor libertad de vivienda, pues se reduciría la presión sobre los precios inmobiliarios.

Si el viaje es una delicia, ¡por qué habría que buscar casa en una gran ciudad!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí por favor